Cómo maximizar los beneficios de la IA generativa en una empresa | NTT DATA

lu., 10 julio 2023

Cómo maximizar los beneficios de la IA generativa en una empresa

 

Las organizaciones pueden ya mismo beneficiarse de esta tecnología si sus líderes logran combinar dos enfoques: el de amplitud, consistente en comprender el impacto de la IA generativa en la empresa, y el de profundidad, tendiente a resolver los problemas de negocios específicos.

El mundo se sorprendió con la irrupción de la IA generativa (GenAI) y su capacidad para crear contenidos, incluyendo imágenes artísticas o textos que parecen haber sido escritos por un humano. Esta tecnología representa un cambio de paradigma que podría generar un gran impacto en los negocios. Para capitalizar las enormes oportunidades que asoman, las empresas necesitan prepararse: la planificación estratégica, la inversión, la capacitación y el pensamiento crítico son elementos clave para incorporar esta innovación de manera efectiva.

Los líderes que quieran recorrer este camino y comenzar a extraer valor deberán, en principio, adoptar dos enfoques combinados: el de “amplitud” y el de “profundidad”. Ambos deben implementarse desde el principio del viaje hacia GenAI y en paralelo, pues son igualmente importantes, aunque cada uno requerirá diferentes acercamientos y entregará resultados distintos.

Amplitud: comprendiendo el potencial

El primero de los enfoques: “amplitud”, consiste en entender la verdadera dimensión del potencial de GenAI para la empresa. Para eso, se necesita una comprensión amplia de la tecnología y sus aplicaciones, incluyendo la alfabetización sobre este tema a lo largo de toda la organización: educar a todos los colaboradores respecto de las capacidades, limitaciones e implicaciones de esta tecnología y, sobre todo, fomentar el uso de soluciones estilo Microsoft CoPilot.

Por otra parte, es necesario establecer mecanismos de cumplimiento normativo. Es imprescindible la creación de un comité de ética de IA que desarrolle lineamientos, guías detalladas y estándares alineados con los principios de la empresa y con la evolución del escenario regulatorio para garantizar su uso responsable, salvaguardar la privacidad de los datos y evitar resultados sesgados.

Esta estrategia de “amplitud” sólo será posible a través de un conjunto de herramientas que incorporan un nuevo concepto que ya se torna muy conocido en el mercado: el de que la IA es parte de nuestros equipos de trabajo. Este concepto consiste en aceptar a la IA como un miembro más de nuestros equipos que se “filtrará” en todas las tareas del futuro, materializándose en las herramientas de productividad cotidianas, como correos electrónicos, presentaciones, hojas de cálculo y análisis electrónicos, informes, etc. Cada vez más operaciones y procesos se volverán automáticos gracias a GenIA y sus “copilotos”.

Profundidad: acelerar las implementaciones concretas

La estrategia de “profundidad”, en simultáneo, busca acelerar la implementación de soluciones GenAI para atacar problemas de negocios específicos. Para este pilar es importante un conocimiento profundo en áreas y temas específicos, junto con una infraestructura tecnológica que permita la construcción de estas soluciones.

Las empresas necesitan equipos de expertos calificados en GenAI, con especialistas en IA experimentados, científicos de datos e ingenieros de aprendizaje automático, que puedan navegar las complejidades de GenAI, impulsar la innovación y garantizar la excelencia de las soluciones.

Si bien es cierto que GenAI disminuye la dependencia de las bases de datos históricas de entrenamiento continúa necesitando, al igual que los proyectos de IA tradicionales (no generativos), nutrirse de grandes cantidades de datos.

Por eso, las empresas deben asegurarse de que sus datos estén limpios, mantenidos y accesibles,y de que la infraestructura computacional sea sólida, capaz de admitir computación de alto rendimiento y escalable para acomodar el crecimiento tecnológico futuro, algo que dejó de ser un problema desde la nube.

Otro desafío consiste en estimular la imaginación de todas las áreas de negocio y en exigir que inviertan el tiempo necesario para comprender cómo GenAI puede transformar sus procesos para optimizar la atención al cliente, ser más eficientes y productivos, mejorar la experiencia de los empleados o cualquier otro posible caso de uso.

El primer paso para iniciar este proceso puede darse con talleres diseñados para la creación, el desarrollo y la validación de ideas: espacios de trabajo en los que equipos multidisciplinarios, con expertos en tecnología y en negocio puedan explorar el valor potencial de GenAI. Luego, habrá que avanzar con implementaciones ágiles e incrementales: un ciclo de prueba piloto, evaluación e iteración para comprender los efectos, los beneficios y los desafíos de GenAI en el mundo real. La evaluación periódica de estas iniciativas, considerando comentarios de empleados y clientes, permite el perfeccionamiento y la mejora continua de las estrategias.

Conclusión

En pocas palabras: el futuro ya llegó. GenAI tiene un enorme potencial para revolucionar los negocios, pero al mismo tiempo impone el desafío de que las empresas lo aborden de manera rápida y estratégica.

La adopción de la estrategia de dos ejes: “amplitud” y “profundidad”, ayuda a las organizaciones a equilibrar la vasta comprensión, un uso extendido de GenAI y las soluciones, con un profundo conocimiento técnico. Ambos aspectos necesarios para aprovechar al máximo el potencial de esta tecnología. Las empresas que logren avanzar de inmediato en este journey estarán mejor preparadas para navegar y liderar en este nuevo escenario que se está abriendo.


How can we help you

Get in touch